#Galicia: Una noche con más de 2.000 rayos





La zona más afectada fue la línea imaginaria que va de Sarria a Ribadeo, de norte a sur, a través de A Terra Chá


Noche de tormentas con aparato eléctrico en Galicia. Un total de 2.096 rayos cayeron sobre la comunidad durante la pasada madrugada (4/septiembre/2018) y de ellos 1.500 lo hicieron en la provincia de Lugo. La mayor parte cayeron en dos franjas horarias, entre la medianoche y las dos de la madrugada y entre las cuatro y las seis. 
La zona más afectada por las tormentas fue la línea imaginaria que va de Sarria a Ribadeo, de norte a sur, a través de A Terra Chá, según informa Efe. 
En este mapa compartido por MeteoGalicia en su cuenta de Twitter se puede ver la distribución de los rayos caídos durante esta madrugada en la comunidad gallega.  

Las tormentas han provocado esta mañana problemas en la red semafórica de Lugo, que quedó restablecida a las nueve y media de la mañana, y también en una fase del alumbrado público.  En decenas de calles dejó de funcionar, según informa Efe. 
De hecho, los servicios eléctricos del Ayuntamiento de Lugo tuvieron que reparar decenas de averías en los relojes de programación que regulan el encendido y apagado del alumbrado público, además de verse obligados a «rearmar 80 cuadros eléctricos» de la red. En estos momentos, todavía están trabajando en la calle para solventar esas incidencias un total de 6 oficiales, además del personal de oficina de los propios servicios eléctricos.
En Castro de Rei, la caída de un rayo sobre una casa provocó un pequeño conato de incendio que afectó a una mesa y unos libros en la parte baja de una vivienda del Mosteiro Vello. Según informa el 112, los hechos ocurrieron sobre las tres de la madrugada.
Problemas con el agua
Lo tormenta está también detrás del corte en el suministro de agua potable que se produjo esta mañana en «trece o catorce parroquias» de Castro de Rei. Así lo explicaba el alcalde de la localidad, Francisco Balado, que cree que el impacto de un rayo provocó la bajada de los térmicos de la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de Quintela. Por este motivo, las bombas de la instalación se habrían quedado sin suministro eléctrico. Según el regidor, el depósito que abastece a esas más de diez parroquias se quedó «totalmente seco». A esta hora, la estación depuradora está ya funcionando, pero hay zonas en el municipio aún sin suministro debido a las bolsas de aire que se acumularon en las tuberías. Desde el ayuntamiento de Castro de Rei confían en que a lo largo del día se reestablezca la normalidad.




Fuente:  https://www.lavozdegalicia.es/



Con la tecnología de Blogger.