Viajar a Menorca es rodearse de agua cristalina





---- Jesus M. Corral

La Isla de Menorca es tiene una superficie de menos de 700 kilómetros cuadrados, y sus habitantes no llegan a las 100.000 personas. Sus playas son de agua cristalina, a las que llegan cada año 1 millón y algo más de turistas, tanto desde España como del resto del mundo.  Es una isla rocosa de 8 municipios perteneciente al archipiélago de las Islas Baleares, en España.

Si de alquilar un coche en Menorca se trata: alquilercoches aeropuerto menorca, desde y hacia el aeropuerto dispone de una excelente opción: Autos Xoroi. Disponen de una amplia gama de vehículos desde el más básico hasta el familiar, ofreciéndole un conductor adicional y la gasolina es totalmente gratis.

De todas las Islas Baleares Menorca es la más tranquila, menos bulliciosa. El caballo es el protagonista común de todas las fiestas populares en cada pueblo de Menorca. El calendario veraniego arranca con en junio en Ciutadella, donde se celebran las fiestas de Sant Joan, las más populares y conocidas, finalizando en septiembre con las de Mare de Déu de Gràcia de Maó.

Recientemente el Consell insular de Menorca presentó el proyecto “Geoparc”, el cual supone la candidatura de la isla a optar al reconocimiento de la UNESCO. Y tiene a su favor más de 400 millones de años de historia geológica en una superficie de 700 kilómetros cuadrados y su experiencia con 20 años como Reserva de la Biosfera.

De clima mediterráneo, en el sur es más suave mientras que en el norte hay fuertes vientos todo el año. La sal marina es acercada por el viento al pasto donde comen las vacas, aportando un sabor característico al queso. La pesca es abundante y la ganadería cuenta con equinos y porcinos con los que se hacen  embutidos, y los bovinos cuya piel se desarrolla en cuero. La cocina mantiene influencia ancestral del mediterráneo y de los diferentes pueblos invasores, en especial ingleses, quienes aportaron el “plum cake”, los “pudding” y el “puny d'ous” (ponche o punch inglés).

Como una curiosidad, el INE reportó que los nombres preferidos en Baleares para nombrar a los recién nacidos, en el año 2017 fueron Marc y Emma.

La prestigiosa revista de viajes Condé Nast Traveler ha editado en su página web un reportaje sobre las 10 calas por las que fugarse a Menorca, destacando los mejores rincones de la isla que “no son de este mundo”. Dicho ranking lo que encabeza Caló Blanc (Binisafua, Sant Lluís), de la que destaca que tiene “el agua más cristalina de la isla”.




.




Con la tecnología de Blogger.