Hacer El Camino de Santiago con Perro



Pero realizar el Camino de Santiago con tu mascota puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza, la escasez de alojamientos que admitan perros y las restricciones del transporte a la hora de viajar hace que muchas personas opten por dejarlo en casa al cuidado de sus padres, vecinos o amigos.
La tarea de organizar el viaje puede ser aún más ardua si tenemos en cuenta que ciertos alojamientos a pesar de admitir mascotas tienen ciertas políticas de admisión en cuanto al tamaño y peso de los perros, razas o limitaciones a un animal por habitación, además de cobrar un suplemento extra.
A continuación haremos un repaso de los preparativos y las recomendaciones de antes durante y después que debes tener en cuenta para realizar el Camino de Santiago con tu mascota y que sea una experiencia perfecta para ambos.

Hacer el Camino de Santiago con perro: todo lo que debes saber

Preparativos para hacer el Camino de Santiago con perro:

Ten en cuenta que tu mascota debe tener microchip y estar vacunada, es importante que lleves contigo el certificado de salud y el documento acreditativo de la vacunación antirrábica. Si tienes dudas acude a tu veterinario para que te asesore sobre este tema. No olvides llevarte la credencial Perregrina de la asociación APACA.
Conoce a tu perro, no todos los perros tienen las mismas características por lo que posiblemente muchos consejos no sean apropiados para él. Observa su comportamiento en diferentes situaciones y sobre todo, aplica la lógica y el amor hacia él.
Prepáralo físicamente. Debes valorar el estado físico de tu perro antes del viaje y su nivel de actividad diario. No sirve con paseos de 10 minutos al día, si no está acostumbrado a realizar grandes caminatas, te recomendamos que hagas salidas diarias de varios kilómetros para ver cómo responde.
Por norma general, aunque hay excepciones, se desaconseja el peregrinaje con cachorros de menos de 10 meses. Si tienes un perro muy pequeño, necesitará que lo lleves en brazos o similar en algunos momentos. Debes valorar todos estos aspectos y no anteponer tus deseos a su bienestar.
A la hora de preparar la mochila para ti y para tu mascota, ten en cuenta que dispondrás de servicio de transporte de mochilas durante las etapas, por lo que no tendrás que cargar con el equipaje, con una pequeña mochila para la caminata será suficiente.
Aunque en el camino encontrarás farmacias y clínicas veterinarias, es importante que estés provisto/a de un buen botiquín con desinfectante, vaselina para las almohadillas y repelente de parásitos y mosquitos.
La hidratación, el descanso y una buena alimentación es fundamental en este viaje. Te recomendamos llevar contigo un bebedero y comedero portátil para ofrecerle agua cuando lo necesite. Durante el camino encontrarás numerosas fuentes y manantiales, ¡que ojo!, no siempre son potables. La mejor opción es llevar contigo una botella de agua, siguiendo la norma, “un litro para mí, un litro para ti”.  La camita, la mantita por si es friolero, sus juguetes.. nadie mejor que tú conoce cómo es el descanso de tu mascota.
No es necesario que lleves comida para una semana: en el Camino encontrarás numerosos supermercados y/o tiendas de animales donde podrás comprar pienso para tu mascota. De éste modo con que lleves lo suficiente para el viaje y los dos primeros días tendrás suficiente.
Y por último ¡No olvides su correa! Para un viaje de este tipo, en el que tu perro caminará muchos kilómetros al día, aconsejamos la utilización de un arnés que sea cómodo, descartando totalmente el uso de collares.
.
.
Más sobre este reportaje en su sitio web fuente: 



Tours y otras actividades con Civitatis:

(Contratar algunos de estos servicios no incrementará sus costo para usted)




Con la tecnología de Blogger.