Zhangjiajie, una ventana a la naturaleza china

La espesa niebla que cubre las partes altas de sus innumerables y espigadas montañas envuelve de misterio una zona de China que cobró fama mundial por la película Avatar, cuyo director, James Cameron, se inspiró en este enclave declarado Patrimonio de la Humanidad en 1992 por la Unesco.

Unas 3.000 moles de formas kársticas que llegan a alcanzar 1.500 metros de altura siembran como agujas de gran tamaño el parque forestal y los árboles y plantas salpican sus cimas y laderas.

Las paredes de las montañas son perfectas para practicar la escalada y sus 300 kilómetros de rutas permiten practicar senderismo en una zona a la que se accede por teleférico y tras un viaje de una hora en automóvil desde Zhangjiajie, una moderna ciudad de 1,7 millones personas fundada hace tan solo 30 años.

Parte del parque es el lago Baofeng, con aguas verdes como el jade y un hermoso paisaje natural rodeado de montañas y cascadas que se puede contemplar en un paseo en barco.

Zhangjiajie presume también de la montaña de Tianmen (Puerta del Cielo), catalogada como una de las más bellas del mundo y de 1.500 metros de altura, y a la que se accede en el teleférico más largo del mundo.

El viaje hasta la cima tiene impresionantes vistas y acantilados de vértigo, con dos pasarelas de cristal que rodean la montaña. El descenso culmina la experiencia por la carretera de las 99 curvas.

Dos de los acantilados de esta montaña están unidos por un puente de cristal, una obra de ingeniería de 430 metros de longitud y 300 de altura desde la que se admira la espectacularidad de la naturaleza en Zhangjiajie y que desde su inauguración, en agosto de 2016, ha sido visitado por 65 millones de personas.

Un modelo turístico para toda China

“Somos modelo turístico para todo el país” y “el objetivo es mejorar el nivel de calidad a los estándares mundiales”, dice orgulloso Guo Zhenggui, secretario general del Partido Comunista Chino en la municipalidad, a un grupo de periodistas y turoperadores españoles.

Naturaleza en Zhangjiajie, en el oeste de la provincia china de Hunan. Foto: EFE/Charo Gasca

Naturaleza en Zhangjiajie, en el oeste de la provincia china de Hunan. Foto: EFE/Charo Gasca

Zhianjiajie, una de las zonas mas visitadas de China, quiere abrirse al mundo y promocionarse como punto turístico, y convertir la ciudad, con modernas infraestructuras y un enclave natural único, en el destino más importante del país asiático.

“España, como líder turístico, conoce las reglas del desarrollo del turismo y estamos interesados en estudiarlas y hay muchos espacios de cooperación en este tema. Aunque nuestra ciudad tiene muchos recursos turísticos, nos falta visión mundial y conocimiento internacional”, reconoce Guo.

Oportunidad de cooperación

Agrega que “hay oportunidad de cooperación. Nuestra puerta está siempre abierta. El año pasado nos visitaron 70 millones de turistas nacionales pero tenemos que mejorar las necesidades del turismo internacional. Queremos ofrecer calidad de servicio. La formación y colaboración internacional es una parte muy importante”.

Zhang Zhiyun, director de la oficina de turismo de China en Madrid, explica que Hunan está interesada en la formación de personal turístico en España, capacitación profesional y expertos en montañismo y turismo rural.

Destaca que la ciudad de Heneyang, en la provincia de Hunan, se hermanó con la española Fuengirola y Zhangjiahie busca hermanarse con otra ciudad española.

Zhianjiajie “quiere ser una ciudad verde” y la forestación alcanza el 70 por ciento de su espacio y quiere elevar ese porcentaje.

En 2016, 150.000 españoles visitaron China y 770.000 chinos viajaron a España, una cifra que podría aumentar considerablemente si se redujese el costo y el tiempo de espera en la concesión de visados.

The post Zhangjiajie, una ventana a la naturaleza china appeared first on EFEtur Viajes.



Con la tecnología de Blogger.