Trending


Ruta para descubrir cinco variopintas maneras de homenajear a los difuntos


Originales tradiciones

México

Una de las tradiciones más llamativas de las que se pueden encontrar por el mundo es la que se celebra en el sureste de México, donde todos los años, con motivo del Día de Muertos, los habitantes de la comunidad de Pomuch extraen los huesos de los nichos y los limpian con cuidado; una tradición que es vista como un gesto de “amor” para estar más cerca de los familiares fallecidos.

Los muros blancos del cementerio de Pomuch forman pasillos llenos de nichos coloridos, adornados para estas fechas con flores. Allí, los pobladores se afanan en hacer la limpieza de lo que llaman “los santos restos”.

Durante el proceso, que se puede realizar por primera vez cuando se cumplen tres años de la muerte de la persona, se empiezan a limpiar los huesos más pequeños y se sigue con los medianos y grandes. Para ello se emplean brochas y telas blancas con las que se frotan los restos, sin emplear agua ni ningún otro líquido. Una vez listos, se disponen en una caja de madera, dejando el cráneo en la parte superior, explica a Efe José Cevastián Yam Poot, promotor de la cultura de Pomuch.

Además de la propia limpieza, anualmente a los muertos se les va “cambiando de ropa”, es decir, se reemplaza el paño blanco sobre el cual se van depositando los huesos. La limpia de huesos “es una forma de expresión de amor hacia la familia, una especie de encuentro entre los que se fueron y los que estamos aquí vivos”, relata José.

Filipinas

En Filipinas, la pobreza y la superpoblación une a muertos y vivos en los 84 cementerios de Manila, donde los más desesperados han encontrado residencia permanente en los lóbregos espacios que ceden las tumbas.

En el Cementerio Municipal de Pasay, los 50.000 muertos superan en número a los vivos, que suman algo más de un millar de residentes agrupados en 300 familias, según datos del gobierno local.

Varios ciudadanos visitan a sus seres queridos en un cementerio público de Navotas, al este de Manila (Filipinas). Foto: EFE/FRANCIS R. MALASIG

Varios ciudadanos visitan a sus seres queridos en un cementerio público de Navotas, al este de Manila (Filipinas). Foto: EFE/FRANCIS R. MALASIG

En la víspera del Día de los Difuntos, residentes habitantes y visitantes se unen para celebrar esta jornada, en la que el cementerio recibe a más de dos millones de personas dispuestas a visitar las tumbas de sus seres queridos. En la calle central del camposanto se agolpan puestos de comerciantes que venden desde cirios, flores y lápidas personalizadas hasta todo tipo de abalorios, comida, música, ropa y pollitos vivos de colores para los niños.

Cuando se retiran las multitudes, cae la noche y reina el silencio, los espíritus de los difuntos se manifiestan en forma de susurros y apariciones. O al menos eso dicen los residentes más supersticiosos del cementerio.

Puerto Rico

Aprovechando estos días, en Puerto Rico hay quienes han querido optar por una original iniciativa: contraer matrimonio frente al cementerio nuevo de Mayagüez, municipio en el extremo oeste de la isla, donde yacen los cuerpos de distintos familiares de la novia Sheila Camuy.

A la ceremonia, la novia llegó en un coche fúnebre -del que colgaban dos coronas de difuntos- y al bajarse dejó ver el vestido de novia color negro que escogió para su gran día.

La decoración de la festividad estuvo inspirada en la película de Tim Burton, Nightmare Before Christmas (1993). Además de la vestimenta oscura, la decoración con motivos de la película animada, y las invitaciones en forma de pequeños ataúdes, las damas vistieron trajes con dibujos de calaveras.

Andalucía

El Jardín del Recuerdo del cementerio de San Gabriel en Málaga ofrece la posibilidad de depositar los restos de los muertos bajo un árbol, con el objetivo de que eche raíces en este planeta y forme parte del pulmón verde de 500.000 metros cuadrados de la ciudad de Málaga.

El Jardín del Recuerdo del cementerio de San Gabriel en Málaga. Foto: EFE/Carlos Díaz

El Jardín del Recuerdo del cementerio de San Gabriel en Málaga. Foto: EFE/Carlos Díaz

Este proyecto lleno de luz, flores y árboles endémicos tiene como objetivo ser un jardín botánico, que verán crecer y desarrollarse muchas generaciones.

Unos cien árboles de la botánica mediterránea, como naranjos, magnolios, granados, madroños o olivos -los más demandados- homenajean a los fallecidos y facilitan a los familiares asimilar el proceso de muerte.

Cada árbol puede custodiar hasta ocho urnas, todas biodegradables, con la filosofía de mezclarse con la tierra para alimentar el nuevo ser vivo que nace.

Barcelona

Igual de original es lo que proponen los cementerios de Barcelona -Montjuïc, Poblenou, Sant Andreu, Horta, Sant Gervasi, Sarrià, Les Corts, Sants y Collserola-, que ofrecen disfrutar de conciertos de música clásica, talleres infantiles y una misa conmemorativa para la festividad de Todos los Santos.

Se habilitarán puntos de venta floral y, durante la mañana del 1 de noviembre, los visitantes de los cementerios de Poblenou y Les Corts podrán disfrutar de conciertos de música clásica en la entrada de los dos recintos, entre las 11 y las 14 horas.

Además, los más pequeños podrán participar en talleres de chapas y de dibujo en Poblenou y Les Corts y en un taller donde aprenderán a montar un altar mexicano en el cementerio de Montjuïc; todos de 10 a 14 horas.

La misa conmemorativa en recuerdo de los difuntos tendrá lugar en Sants a las 11 horas, en Sarrià y Les Corts a las 12 horas y en Sant Andreu y Poblenou, a las 13 horas.

The post Ruta para descubrir cinco variopintas maneras de homenajear a los difuntos appeared first on EFEtur Viajes.


Con la tecnología de Blogger.