Trending


Consejos para prevenir el Jet Lag



Jet Lag, también conocido como “mal de desfase horario”. Alteración de los ritmos biológicos de nuestro cuerpo, que se producen fundamentalmente cuando viajamos largas distancias a través de diferentes husos horarios. 
Este desorden tiende a sufrirse más cuando viajamos en dirección de oeste a este, ya que en esta dirección perdemos horas. Al cuerpo le resulta más fácil adaptarse a un día más largo (uno “gana tiempo” viajando hacia el oeste), que uno más corto (se “pierde el tiempo” cuando se viaja al este). Es más fácil retrasar un poco de sueño por unas horas, que obligarse a dormir cuando todavía no se tiene sueño.

El Jet Lag se produce cuando la rutina normal diaria del cuerpo se interrumpe después de cruzar varias zonas horarias. Los síntomas, como la interrupción del sueño y el cansancio, son el resultado de las dificultades del cuerpo para adaptarse a la zona horaria de la nueva ubicación.

Se llama ritmo circadiano a la rutina natural de 24 horas del cuerpo, que es controlada por “relojes biológicos” internos. El Jet Lag se produce entonces cuando se altera este ritmo circadiano. Los relojes biológicos, que se encuentran distribuidos en nuestro interior, se componen de grupos de células que interactúan entre sí. Estas células, a su vez, son controladas por un “reloj maestro” en el cerebro que mantiene todos los relojes corporales sincronizados.

Así, estamos acostumbrados a una rutina regular de luz y la oscuridad en determinados momentos del día, que cuando viajamos a una nueva zona horaria, se ve interrumpida de golpe y produce el desajuste de estos llamados relojes internos.

El Jet Lag surge con el avión, porque nos permite cruzar varias zonas horarias diferentes en tan sólo unas horas. Después de viajar tan rápidamente, el cuerpo tiene que ponerse al día y volver a establecer su ritmo circadiano. Pero toma su tiempo, adaptarse a los nuevos tiempos de luz, oscuridad, alimentación y cambios de temperatura.

Síntomas:

Los síntomas más comunes son:

    Fatiga
    Dolores de cabeza
    Insomnio
    Problemas digestivos (diarrea o vómitos)
    Irritabilidad
    Desgano
    Confusión
    Sueño durante el día


Hay ciertos factores que suelen aumentar el Jet Lag:

    Deshidratación (no beber suficiente agua)
    El consumo de alcohol y la cafeína durante el vuelo
    La falta de sueño
    Estrés
    Tener más de 60 años de edad
    También se piensa que la alta altitud y los cambios de presión de la cabina del avión puede dar lugar a algunos de los síntomas del Jet lag, independientemente de viajes a través de zonas de tiempo.



Consejos para prevenirlo:

Se recomienda dormir bien en la noche antes del vuelo

Conviene preparase e ir adaptándose al nuevo horario de forma paulatina una semana antes del vuelo. Si en el destino es más tarde, entonces se debe acostar más tarde que de costumbre; y si es más temprano, entonces acostarse y despertarse más temprano.

Dormir bien la noche antes del vuelo, por lo menos siete horas o más.

Durante el vuelo: intentar dormir durante la mayor parte del viaje; beber mucha agua; y evitar las bebidas con alcohol y con cafeína.

Una vez en el destino, adaptarse al horario local con respecto al sueño y las comidas.

El primer día, intentar tomárselo con calma. Se recomienda descansar y dejar los recorridos más exigentes para los días posteriores.

Realizar ejercicios, para estirar los músculos luego de un vuelo largo.





Con la tecnología de Blogger.