Planes y experiencias gratis en Japón

 

Japón es un destino para todo tipo de viajeros. El país tiene opciones para todos los bolsillos, incluidos aquellos que busquen conocer sus ciudades, naturaleza, cultura, costumbres, tradiciones y gastronomía desde una perspectiva muy económica.

De hecho, Japón cuenta con multitud de atractivos y monumentos que se pueden visitar y experiencias que se pueden vivir sin necesidad de gastar ni un solo yen.

Por poner algunos ejemplos, en Tokio puedes acceder al Santuario Meiji, subir al mirador del Edificio del Gobierno Metropolitano y contemplar el impresionante skyline de la capital, conocer los jardines del Palacio Imperial, ver a Godzilla y asistir a un entrenamiento de sumo sin coste alguno.

Pero hay mucho más, y no solo en la capital, sino en todo el país. Para ayudarte a conocer muchos de los planes y experiencias gratuitas que ofrece Japón y planificar tu itinerario y actividades para cuando podamos volver a viajar, hemos preparado un listado y un mapa al final de esta página para que puedas localizarlas y añadirlas a tu ruta.


Tradición: festivales, templos y santuarios

En un país donde conviven en armonía las creencias sintoísta y budista, sumergirse en la espiritualidad y la paz de los santuarios y templos es una experiencia ineludible para el viajero. Muchos de estos lugares son gratuitos. Estos son algunos ejemplos de planes que tienen la tradición y la historia japonesa como protagonista:

1.    Disfrutar del templo más antiguo de Tokio, el Templo Senso-ji en Asakusa, y maravillarte con sus imponentes puertas, su pagoda de cinco pisos y el ambiente que se forma en los puestos de la calle Nakamise.

El templo Senso-ji en Tokio

 

2.    Visitar el Santuario Meiji, en Harajuku (Tokio), junto al parque Yoyogi, también de entrada gratuita.


3.    Fotografiar el Santuario Fushimi Inari en Kioto y pasear bajo sus miles de torii naranjas.


4.    Conocer el Santuario Ise, el santuario sintoísta más importante de Japón,  considerado el lugar más sagrado de esta religión, situado en la prefectura de Mie.


5.    Volver la mirada 800 años atrás en el Santuario Tsurugaoka Hachimangu, de Kamakura, dedicado a Hachiman, el dios de los guerreros samurái. Tómate un respiro espiritual entre sus jardines y estanques.


6.    Hacer un tour en barca tradicional japonesa por el canal Yokojikkengawa en el parque Shinsui, en Tokio.


7.    Descubrir el templo budista Daisho-in, en la isla de Miyajima, prefectura de Hiroshima.


8.    Pasear por el camino empedrado en medio de un bosque de cedros centenarios que lleva al Templo Okuno-in en el Monte Koya, prefectura de Wakayama, considerado como uno de los lugares más sagrados de Japón.

 

Cementerio Okuno-in en Koyasan, una de las montañas sagradas de Japón

 

9.    Contemplar uno de los principales destinos de la histórica ruta de peregrinación del camino de Kumano, el Santuario Kumano Nachi en Wakayama, ubicado en lo alto del monte Nachi y desde donde podrás disfrutar de una espectacular cascada y enclave natural.

 

Entorno natural del Santuario Kumano Nachi

 

10.    Atravesar el impresionante túnel junto al Mar de Japón que forman 123 puertas torii de color bermellón hasta llegar al Santuario Motonosumi Inari en Nagato, prefectura de Yamaguchi. Probablemente, uno de los rincones más bellos de Japón.


11.    Conocer uno de los santuarios más especiales de Japón, el Santuario Zeniarai Benzaiten Ugaku, ya que se encuentra ¡ubicado entre las rocas! en Kamakura, prefectura de Kanagawa, a menos de una hora de Tokio.


12.    Ver el templo budista más antiguo de Japón, el Templo Shitenno-ji (año 593), en Osaka.


13.    Visitar el Santuario Namba Yasaka (Osaka) conocido por su arquitectura única y porque su entrada es una impresionante cabeza de león.


14.    Pasear por Dotonbori en Osaka e intentar encontrar el Templo Hozen-ji, ‘escondido’ en zona comercial. Una vez allí, no olvides pedir un deseo a la estatua de Mizukake-Fudo, como llaman cariñosamente los locales a la representación de Fudō Myō una de las deidades guardianas del culto budista Vajrayāna. La tradición consiste en que, una vez la has encontrado, debes rociarla con agua, ya que trae suerte. Los miles de personas que llevan a cabo este ritual es la razón por la que la estatua está cubierta de musgo.


15.    Descubrir la esencia religiosa de Nagoya en el Santuario Atsuta, uno de los tres santuarios sintoístas más importantes de Japón y el segundo más grande del país.


16.    Pedir un deseo en el Santuario Taikodani Inari en Tsuwano en la prefectura de Shimane, uno de los cinco santuarios Inari más importantes de Japón, por su reputación de conceder deseos.


17.    Transportarte al período Edo en Kawagoe, prefectura de Saitama, al caminar por sus calles y contemplar sus edificios que mantienen el ambiente y estilo de aquella época (1603-1867).


18.    Presenciar alguno de los festivales tradicionales -matsuri- en las calles de Japón, como el Festival de la Nieve de SapporoGion Matsuri (Kioto)Tenjin Matsuri (Osaka)Nebuta Matsuri (Aomori)Festival de Shanshan de Tottori y los KandaSannō y Sanja Matsuri de Tokio. Estos festivales se celebran durante todo el año y en todo el país, pero especialmente en verano tendrás más posibilidades de disfrutar de alguno de ellos.

 

Shanshan Matsuri, en la ciudad de Tottori

 

19.    Conocer cómo vivían los samurái en el Museo Ashigaru Shiryokan de Kanazawa, capital de la prefectura de Ishikawa.



Gastronomía

La gastronomía japonesa es célebre en el mundo entero y uno de los reclamos principales del país para los viajeros, que no deberían irse sin probar delicias como el okonomiyaki, los takoyaki, el ramen, el sake o algunas de las conocidas cervezas japonesas.
Por supuesto, si quieres probar muchas de estas especialidades japonesas tendrás que pagar, pero existen algunas opciones relacionadas con la gastronomía que no tienen coste. Toma nota:

20.    Presenciar la subasta del atún en el Mercado de Pescado de Toyosu, en Tokio. Allí, cada día se mueven casi 3.000 toneladas y se venden más de 450 especies distintas de pescado. Cuando vayas, podrás observar cosas alucinantes para el viajero como la inspección de los tasadores, la subasta y la vida del atún. Cada día, entre las 5:00 y las 6:15 de la mañana se produce dicha subasta.

 

21.    Empaparte de todo lo que el sake representa en Japón en el Centro Japonés de Información del Sake de Minato, en Tokio.


22.    Tour de una hora con degustación en la fábrica de cerveza Suntory Premium en Nagaokakyo, prefectura de Kioto.


23.    Visitar el Museo del Takoyaki de Osaka y conocer todo lo que necesitas saber sobre una de las comidas más populares de Japón.

 

Proceso de cocina de takoyaki

 

24.    Tour y degustación en la fábrica de cerveza Asahi en Suita, prefectura de Osaka.


25.     Tour y degustación en el Museo de la Cerveza Sapporo, en la prefectura de Hokkaido.

 

Exteriores del Museo de la Cerveza Sapporo

 

26.    Disfrutar de la historia y del sabor del sake en los múltiples museos y destilerías de una de las zonas productoras más importantes de Japón, Nada Gogo, en Kobe, prefectura de Hyōgo. Algunos ejemplos son el Museo del Sake Hakutsuru o el Museo del Sake Kiku-Masamune.


27.    Visita guiada gratuita a la fábrica de cerveza de Kirin, en Yokohama, prefectura de Kanagawa; o en Sendai, prefectura de Miyagi.


28.    Descubrir cómo se produce la leche en un tour gratuito por la fábrica de Morinaga, en Tokio.


29.    Conocer el proceso de fabricación de la Coca Cola visitando la fábrica de Higashi-Kurume, en Tokio.


30.    Saber cómo se hace el sake y, por supuesto, probarlo, en el tour por la fábrica de Imayo Tsukasa en Niigata.


Planes urbanos

Si las zonas rurales y la naturaleza en su estado más puro son el corazón de Japón, sus ciudades son sin duda las arterias, capaces de trasladar toda su vida y hacer latir el país.
Tokio, Kioto, Osaka, Yokohama, Sapporo, Nagoya, Kobe… Todas las ciudades del país tienen atractivos y experiencias por descubrir, muchas de ellas sin coste alguno. A continuación, planes gratuitos en ciudades de Japón que podrás incluir en tu itinerario, algunos de ellos de lo más curiosos:

31.    Contemplar el impresionante skyline de la capital desde el mirador del Edificio del Gobierno Metropolitano de Tokio (en los días claros se ve el Monte Fuji). Otros miradores gratuitos son: Sky Carrot Observatory o Bunkyo Civic Center.


32.    Formar parte del paso de peatones más transitado del mundo en el cruce de Shibuya, en Tokio. Hasta 3000 personas pueden atravesarlo al mismo tiempo y se calcula que 1 millón de transeúntes lo cruzan a diario.


33.    Descubrir el deporte nacional de Japón en el Museo del Sumo y presenciar los entrenamientos de los luchadores en alguna beya o gimnasios de entrenamiento de sumo.

 

Entrenamiento de sumo en una beya

 

34.    Realizar un recorrido en autobús gratuito por la isla de Odaiba, también en la capital, un paraíso de las compras y el entretenimiento.


35.    Conocer las últimas novedades del manga y vanguardistas dispositivos tecnológicos en el barrio de Akihabara, en Tokio.


36.    Sentirte como un verdadero astronauta en el Centro Espacial de Tanegashima y en el Centro Espacial de Tsukuba.


37.    Vestir a tus hijos como auténticos policías en el Museo de la Policía Metropolitana de Tokio.


38.    Sentirte como los protagonistas de “Lost in Translation” caminando bajo los rascacielos de Shinjuku, en Tokio; o como los de “Blade Runner” en Osaka.


39.    Recorrer Tokio sacándote fotos con todas las estatuas de Godzilla que hay en la ciudad, como la del centro comercial Hibiya Chanter en Yurakucho o, a 52 metros de altura, la ubicada en el tejado del edificio de los cines Toho en Shinjuku.


40.    Si te interesa el diseño, visita la tienda de Apple en Ginza (Tokio) y asiste a una de sus reuniones gratuitas de expertos. ¡Muy interesantes!


41.    Disfrutar del juego de luces del Gundam (estatua de serie de animación) de 20 metros en Odaiba, Tokio.

 

Gundam de casi 20 metros (19,7 metros) en Tokio. Foto: Sebastian Kurpiel en Unsplash

 

42.    Conducir prototipos de coches y contemplar las últimas novedades automovilísticas en el centro Toyota Mega Web, en Tokio. En su MuseoCentro de Exhibición y planta de producción, ubicado en Nagoya, también puedes reservar gratis una visita.


43.    Bailar al ritmo de grupos japoneses en los locales de música en directo de Ebisu, al suroeste de Tokio. Eso sí, has de saber que normalmente tocan música internacional, no tradicional.


44.    Vivir los mundos de Doraemon o Shin-chan visitando los estudios de Asahi TV, en Roppongi, Tokio.


45.    Pasear rodeado de neones en Dotonbori, una de las zonas con más vida de Osaka, centro gastronómico y de ocio nocturno. Allí podrás fotografiar el célebre neón Glico Man.

 

Dotonbori, en Osaka

 

46.    Conocer de primera mano las últimas tendencias en moda urbana y en estética Kawaii en el barrio de Amerikamura, en Osaka.


47.    Disfrutar de las mejores vistas de Osaka desde el mirador de la planta 16 del rascacielos Abeno Harukas.


48.    Visitar el casco histórico de Takayama, en la prefectura de Gifu, y sumergirte en el período Edo. ¡Uno de los mejor conservados de todo Japón!


49.    Para los amantes de los coches y el diseño japonés, en Hiroshima te espera la fábrica y el Museo Mazda, que cuenta con tours diarios sin coste.


50.    Ver amanecer o atardecer con una vista panorámica de Sendai (Tohoku) desde los miradores del SS 30 Observation Lounge, en sus plantas 29 y 30.


51.    Disfrutar de las mejores vistas de Niigata desde el Observatorio Befco Bakauke.


52.    Divertirse con los más pequeños en el zoo de Nogeyama, en Yokohama.


53.    Fotografiar el skyline de Yokohama desde el muelle de Osanbashi.


54.    Subir a lo alto de la Torre de Hakata para disfrutar de impresionantes vistas de Fukuoka.

 

Torre de Hakata en Fukuoka

 

55.    Conocer los fundamentos de la meditación zazen (meditación sentada) en el templo Myohoji de Fukuoka. Cada poco tiempo se organizan clases de iniciación para visitantes y principiantes.

 

Arte y museos gratis en Japón

La japonesa es una escena artística fascinante, en continua evolución y ebullición. Pinacotecas y museos tradicionales conviven en armonía con otros dedicados a oficios o tendencias emergentes en el país.
Porque en todo viaje hay tiempo para la cultura, os recomendamos dedicar algunas horas a visitar los museos gratuitos de Japón y otros planes relacionados con el arte:

56.    Descubrir el arte del origami en el museo Origami Kaikan, en el barrio tokiota de Bunkyo.


57.    Crear tu propia película de animación en el Museo de Animación Suginami, en Tokio.


58.    Viajar de manera interactiva por la historia de los anuncios y anunciantes de Japón en el Museo de la Publicidad de Tokio.


59.    Visitar uno de los museos más grandes e impresionantes de Japón, el Centro de Arte Nacional en Roppongi, Tokio. Aunque para disfrutar algunas exposiciones hay que pagar entrada.

 

Centro de Arte Nacional, uno de los espacios de arte más importantes de Japón

 

60.    Entrar en contacto con las últimas tendencias del arte japonés en las galerías gratuitas de Ginza, en Tokio, como las de Ukiyoe Shukado y Shibata Etsuko.


61.    Conocer la cultura de la población indígena de Hokkaido en el Centro de Promoción de la Cultura Ainu de Sapporo.


62.    Arte, naturaleza y aire libre al mismo tiempo en el Parque de Moerenuma de Sapporo (Hokkaido), diseñado por Isamu Noguchi.


63.    Descubrir la fauna y las especies en peligro de extinción que habitan en el parque nacional de Yambaru en el Centro de Conservación de la Vida Salvaje de Yambaru y el Museo Natural Ufugi, ubicado en Hiji, en Okinawa.

 

Aire libre y naturaleza

Dejamos los planes en lugares cubiertos por un momento para adentrarnos en uno de los principales atractivos de Japón, su naturaleza y actividades al aire libre. El viajero durante su estancia puede atravesar exuberantes bosques, refrescarse en playas paradisíacas o visitar alguno de los 33 Parques Nacionales del país.
Además de todo esto, os proponemos algunas actividades al aire libre sin coste:

 

64.    Contemplar los cerezos en flor -hanami-, uno de los espectáculos naturales de la primavera más característicos de Japón.


65.    Pasear y contemplar los Jardines Exteriores del Palacio Imperial en Tokio.


66.    Caminar, relajarse y descansar en parques como el de Yoyogi, el de Ueno o el de Inokashira, todos ellos en Tokio.


67.    Recorrer en monorraíl el Parque Asukayama de Tokio, disfrutar desde ahí de sus impresionantes cerezos en flor en primavera y visitar el Museo del Papel de Oji.


68.    Atravesar el conocido bosque de Bambú de Arashiyama en Kioto.


69.    Dar de comer a los ciervos en el Parque de Nara.


70.    Dar un paseo por los espectaculares alrededores y jardines del Castillo de Osaka.


71.    Ver cómo el sol se pone tras el impresionante torii flotante del Santuario Itsukushima (Patrimonio Mundial) en Miyajima, en la prefectura de Hiroshima.

 

Torii flotante del Santuario Itsukushima

 

72.    Caminar 45 minutos por el Parque Minoo hasta llegar a la preciosa cascada Minoo en Osaka, y respirar el aire más fresco rodeado de montañas.


73.    Conocer o recordar la historia en el Parque de la Paz de Hiroshima.


74.    Bañarse en el lago más grande de Japón, el Lago Biwa, en la prefectura de Shiga a pocos minutos de Kioto en tren.


75.    Disfrutar de uno de los mejores paisajes nocturnos de Japón desde lo alto del Monte Haigamine, en la prefectura Hiroshima. Esta montaña ofrece una espectacular vista panorámica de la ciudad de Kure, de sus islas circundantes y de las montañas de Shikoku.


76.    Ascender uno de los jardines verticales más impresionantes de Japón, el jardín del edificio ACROS, en la zona de Tenjin, y disfrutar durante la subida de sus 800 escalones de más de 100 tipos de plantas y, cuando llegas al final, de las vistas de Fukuoka.


77.    Realizar una ruta de senderismo para todos los públicos hasta la Cascada de Nunobiki, una de las más famosas de Japón, y contemplar desde ella las vistas de la ciudad de Kobe, en la prefectura de Hyōgo.

 

Cascada de Nunobiki

 

78.    Atravesar las dunas de arena más grandes de Japón en Tottori, formadas hace más de 100.000 años y que alcanzan los 50 metros de altura.

 

Dunas de arena de Tottori

 

79.    Descansar sobre granos de arena con forma de estrellas en la playa Hoshizuna no Hama, en la isla de Iriomote, en Okinawa.

 

80.    Relajarte en un onsen (baños con aguas termales) en plena naturaleza. Aunque muchos son de pago, existen algunos naturales de acceso gratuito. Os recomendamos varios muy especiales: Kusatsu Onsen con 3 baños públicos gratuitos (prefectura de Gunma), Tsubame Onsen (prefectura de Niigata), Kotan Onsen, en la orilla del lago Kussharo (prefectura de Hokkaido); Ginzan Onsen, uno de los más bonitos de Japón, ubicado en la prefectura de Yamagata, donde se accede pagando una pequeña cantidad pero puedes disfrutar de una zona gratuita a la entrada; Asamushi Onsen, en Aomori; y Beppu Onsen, en Oita.

Como ves, son muchos los planes y experiencias gratuitas que es posible realizar durante un viaje a Japón: acceder a templos, probar algunas delicias típicas, relajarse en aguas termales, contemplar los cerezos en flor, asistir a festivales tradicionales y museos… Ahora, te toca decidir cuáles de estos 80 vas a incluir en tu itinerario. Por cierto, para cuando necesites ver cómo ir de una experiencia a otra o tengas que reservar algún pase, te damos un último consejo: puedes conectarte con tu móvil o tablet y navegar gratis gracias al wifi de las convenience store (konbini). Ahora sí, ¡disfruta del viaje!

.

.

Fuente: https://www.japan.travel/





Con la tecnología de Blogger.