En el Mediterráneo sobresale Formentera por su belleza natural

El mar Mediterráneo se ha convertido en la principal zona de turismo del mundo alcanzando en los últimos años el 32% de las llegadas internacionales y un 30% de los ingresos. La Organización Mundial de Turismo (OMT) calcula que para el año 2020 el crecimiento mundial de turistas entre el año 2010 y el año 2030 será de un 3,3% anual, alcanzando los 1.800 millones de turistas en 2030. Todo esto beneficiará a España mientras se consolida como destino sólido y productivo en el área mediterránea.



Formentera es un destino turístico muy especial que forma parte de las Islas Baleares, con mucho para ver (pueblos, playas, molinos, torres de defensa), todo dependerá del tiempo disponible. Mantiene su esencia casi intacta con playas espectaculares que nada tienen que envidiar a otras tantas en el mundo, además que por sus pueblos se respira calma y tranquilidad. Visitarla puede ser un plan perfecto para pasar un día, una escapada de fin de semana o unas vacaciones más extensas, según se desee.


Son varios los premios que la naturaleza otorga a sus visitantes, como ver el sol irrumpir por arte de magia desde el horizonte en un punto de la isla y horas después admirar el crepúsculo desde el punto contrario. Desde el pasado mes de junio otro premio de la naturaleza se agrega a la lista: el “birding”, avistamiento de aves (hay 210 tipos), ya que la isla cuenta con el itinerario ornitológico Cami des Brolls, una ruta lineal de 4,3 kilómetros (solo ida) sin desnivel, que resulta deslumbrante en Estany Pudent.
A pesar de lo pequeña y de que todo queda cerca en aproximadamente unos 84 km2 de extensión, entre sus dos puntos más lejanos hay unos 20 kilómetros, es aconsejable andar en coche (con autonomía de sobra) para recorrerla al máximo y con total comodidad.

Alquiler de coche en Formentera es algo importante además que va a tener disponibles tanto de gasolina como eléctrico. Es lo más práctico para recorrer la isla, además si el coche es eléctrico mejor para el medio ambiente, lo cual el planeta lo agradecerá.  Conducir un coche eléctrico es muy cómodo y relajado por ser suave al no tener que estar constantemente cambiando de marchas. Se ahorra en combustible puesto que no consume ninguno y tiene otra ventaja: en varios aparcamientos de pago como playas tienen acceso gratuito y espacios reservados -como premio- por cuidar el medio ambiente. Por recargar no hay que preocuparse ya que se encuentran disponibles varios puntos de carga públicos en la calle, en algunos restaurantes y alojamientos. Vale la pena hacer un plan de ruta sobre los lugares a visitar, contando con la asesoría del personal que le alquile el coche, quienes conocen cuáles lugares de la isla están menos y más concurridos en el momento.

Para finalizar hay que hacer mención a la rica cocina de Formentera conectada evidentemente con los productos del mar pero perfectamente complementada con cerdo, cabra, pollo y ternera; y las hortalizas y frutas. Entre los platos más característicos se conocen: la Ensalada Payesa, Frita de Pulpo, Calamar a la Bruta, Sofritpagés, Bullit Depeix y Frito de Matanzas.