Los ganchos para el turismo en el verano de la España rural


Son pueblos pequeños, a veces aletargados en invierno, que en verano se convierten en auténticos oasis de población gracias a sus tradiciones, que arrastran a un turismo rural que incluso trasciende fronteras, como la “Tomatina” de Buñol, uno de los muchos ejemplos de municipios que, por unos días, rompen la imagen de la España despoblada.
Y esos son los que les contamos a continuación, una pequeña muestra de cómo reviven momentáneamente los pueblos de la España vaciada

-. Romería de Santa Marta de Ribarteme (Parroquia de San José, 350 habitantes. As Neves. Pontevedra)

Un municipio de 350 habitantes recibe hasta 30.000 turistas que cada año a finales de julio quieren disfrutar de un espectáculo que no ha pasado desapercibido incluso para medios extranjeros como The Guardian o The New York Times.
Un grupo de penitentes porta ataúdes en la romería gallega más ancestral, la de Santa Marta de Ribarteme, en el municipio pontevedrés de As Neves. EFE/Archivo. Salvador Sas
La peculiaridad reside en la procesión de devotos de la santa metidos en ataúdes, y que dan así las gracias por superar algún accidente o enfermedad; un acontecimiento que según el secretario de la Asociación de la romería, Ricardo Carballo, atrae a turistas de todo el mundo, quiere ser declarada de interés turístico y se acompaña de gastronomía para impulsar la restauración de la zona.

-. Olimpiadas Rurales (Añora: 1.500 habitantes)-El Gran Juego de la Oca (Dos Torres: 2.400 hab.). Córdoba.

La idea de celebrar una competición con guiños olímpicos pero basada en juegos antiguos como la carrera de sacos, la cucaña o el lanzamiento de adoquín le ha valido a Añora un lugar destacado en el ranking de los pueblos más entretenidos del verano.
Las calles y espacios públicos del pueblo se llenan de concursantes y turistas nacionales y extranjeros, con picos de hasta 7.000 visitantes en la inauguración con el encendido de la llama olímpica, según recuerda uno de sus creadores, Sabino Luna, quien subraya la repercusión que este evento, con 12 ediciones, tiene en negocios de la localidad.
A cuatro kilómetros de Añora y un mes después (primer fin de semana de agosto), el municipio de Dos Torres apostó hace seis años por convertir las calles del pueblo en un tablero gigante de El Juego de la Oca: 45 equipos tienen que enfrentarse a pruebas propias de este popular juego de mesa y, por supuesto, no falta la temida casilla de la Muerte, que obliga a raparse a los participantes.

Participantes en una de las ediciones de El Gran Juego de la Oca en Dos Torres (Córdoba). EFEAGRO/Cedida Ayto. Dos Torres.
Según el concejal de Festejos y Promoción de Dos Torres, Carlos Moreno, la población se duplica esos días por lo que están logrando el objetivo con el que nació, que era “dinamizar las noches de verano” y servir de inyección económica al pueblo.

-. Festival medieval (Hita. 307 habitantes. Guadalajara)

Este pequeño pueblo tiene el honor de haber contado con el Arcipreste más famoso de cuantos hayan ejercido este cargo eclesiástico y se niega a perder esa popularidad, incluido un festival medieval pionero en España.

Representación medieval en el Festival de Hita. EFEAGRO/Cedida Oficina Turismo Hita. Alberto Paredes.
Data de 1972, es de Interés Turístico Nacional y consigue congregar hasta 7.000 personas el primer fin de semana de julio. Por supuesto que el Libro de Buen Amor tiene protagonismo en las obras teatrales que se programan aunque también se representan otras obras relacionadas con el medievo, en un pueblo cuyas calles y vecinos se engalanan para viajar a la Edad Media.
Se recrean batallas y el principal beneficio económico se obtiene de los múltiples puestos de productos artesanales que se instalan en sus calles, según detallan desde la Oficina de Turismo.

-. Danza de los zancos (Anguiano. 543 habitantes. La Rioja)

Esta danza espectacular sobre zancos atrae cada año a varios miles de personas hasta este pequeño pueblo en cuyas cuestas empedradas, girando como peonzas y tocando las castañuelas, celebran las fiestas a Santa María Magdalena, del 21 al 23 de julio.

Un joven ejecutando la danza de los zancos en Anguiano. EFE/Archivo. Raquel Manzanares
Según detalla, el concejal de Festejos del Ayuntamiento, Diego López, también se programan actividades para niños, concursos o degustaciones que dan vida a sus calles y rompen con su tranquila rutina.

-.Nochevieja en agosto (Bérchules. 719 habitantes. Granada)

Este pueblo de la Alpujarra lo vio claro: en la Nochevieja de 1992 se quedaron sin comer las uvas y sin poder ir de fiesta por un corte de luz y decidieron quitarse la espina en agosto celebrando esa fiesta en toda regla en la plaza del pueblo: con su ambiente navideño en las calles, sus campanadas, uvas o hasta Reyes Magos…

Celebración de la Nochevieja en agosto en Bérchules. EFEAGRO/Cedida organización.
Conciertos y charangas dan la nota musical a este particular Fin de Año que se celebra el primer fin de semana de agosto, según indica el presidente de la asociación gestora, Antonio Castillo, quien destaca lo bien que viene a los negocios locales esta fiesta que atrae muchos turistas nacionales e internacionales, sobre todo chinos y británicos.
Ejemplos todos ellos de cómo aprovechar el periodo estival, las tradiciones y la cultura para revivir, aunque sea durante apenas días, esos pueblos de la España vaciada.
The post Los ganchos para el turismo en el verano de la España rural appeared first on EFEtur.


from EFEtur https://ift.tt/2NlHfZH
Fuente: EFETUR, Agencia EFE.